La primera respuesta a ¿Cuándo debemos cerrar un negocio? cuando nos va mal: otros consejos para saber cómo y cuándo cerrar son los siguientes:

Cerrar el negocio antes de que sea demasiado tarde puede hacer que la experiencia sea menos traumática y nos ayudara a evitar deudas.

Cuando existan perdidas continuas, esto es si existen 3 meses de pérdidas sin perspectivas de cambio. Cuando se entiende la necesidad de financiar o maduración de un proyecto es momento de saber el fracaso de este.

Cuando existe la falta de liquidez, una empresa puede tener pérdidas y tener liquidez o puede no tenerlas, desajustes en el flujo de generación de ingresos u flujo de pago generara problemas con tesorería y esto puede llevar a la empresa o negocio al cierre.

Desavenencias entre socios, cuando se tienen enfrentamientos o problemas con un socio es mejor pensar si conviene seguir con la empresa o el negocio, si en el peor de los casos no se llegase a un acuerdo con los socios entonces es hora de tomar la decisión de cerrar un negocio.

¿Cómo cerrar un negocio?

Para poder cerrar un negocio de acuerdo al marco legal es necesario asistir de manera formal ante las autoridades correspondientes. De acuerdo con lo que se establece por La Ley General de Sociedades, el cierre de un negocio o empresa se lleva a cabo a través de 3 etapas: la disolución, liquidación y la extinción.

Esto principalmente se debe a que anteriormente estabas registrado ante el S.A.T. como una persona que ofrecía un servicio través de un negocio, por lo tanto para no pagar más impuestos es importante darse de baja y manifestar que ya no tendrás más el negocio, además también tienes que dar parte a la Secretaría de comercio de tu municipio o localidad.

Estos son algunos puntos para cerrar un negocio paso a paso: 

  1. Tramitar un acuerdo de disolución de la sociedad.
  2. Tramitar la liquidación del impuesto de trasmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados
  3. Dar de baja la inscripción de acuerdo de la resolución
  4. Cancelar el nombramiento de los liquidadores
  5. Dar de baja la inscripción del nombramiento de los liquidadores
  6. Cancelar la escritura pública de extinción
  7. Hacer la solicitud de inscripción de la extinción de la sociedad y la cancelación de asientos registrados
  8. La extinción de los contratos de trabajo
  9. Dar de baja a los trabajadores contratados
  10. Dar de baja la cuenta de cotización, el impuesto de actividades económicas y el régimen especial de trabajadores autónomos.

Fuente: https://financiamiento.org.mx