El éxito o fracaso de un traspaso se basa en una buena negociación, para así conseguir el mejor precio posible. Si estas considerando esta posibilidad, te sugiero los siguientes consejos para lograr una mejor oportunidad

Un buen traspaso comienza con una buena valoración de nuestro negocio. Esto incluye el valor del la clientela con la que cuenta, los proveedores que surten al negocio (y los acuerdos con estos), el mobiliario y elementos incluidos en el local, Además de las ideas creativas del negocio, un estado financiero de resultados apoyado con los movimientos bancarios podran darte los elementos estrategicos para darle un valor comercial competitivo a tu negocio

Una vez que contamos con una cifra aproximada, tenemos que fijar un precio mínimo y uno máximo. El primero es la cantidad mínima con la que vamos a cubrir nuestras expectativas y otra cosa importante de entender que el precio máximo sería la cantidad máxima con la que podemos iniciar la negociación. Tiene que ser una cantidad ligeramente «hinchada», aunque dentro de unos márgenes realistas. Con estos dos precios dispuestos, podemos disponer de un margen de regateo.

A continuación, tenemos que publicitar nuestra oferta. No vale con colgar un cartelito de «Se traspasa» en la puerta y cruzarnos de brazos. Hay que publicar anuncios en portales espcializados y en prensa local. Hablar con proveedores, clientes, familiares y amigos.

Todo lo que sea necesario para aumentar la difusión del traspaso. Recordar: cuantas más ofertas tengas, mayor será el porcentaje de éxito.

Por. Rafael Ramírez Palma